domingo, 3 de mayo de 2020

Auqellas maravillosas ferias (III) . Vaquillas y toros en Torrecampo.

Suelta de vaquillas en Torrecampo 
3 de mayo de 1981


Suelta de vaquillas en Torrecampo 
3 de mayo de 1981


Joselete posa con el capote 
antes de la suelta de vaquillas 
el día 3 de mayo de 1981,
con motivo de la Feria de la Virgen de Veredas de Torrecampo. 



Cartel feria taurina 1998


Cartel feria taurina 2000


Cartel feria taurina 2001


Cartel feria taurina año 2002


No ha feria que se precie en España que no recoja o haya recogido en su programación de festejos los relacionados con el mundo taurino. 
Y Torrecampo y su feria, hasta hace algunos años, no ha sido una excepción.
Traemos a colación tres fotografías tomadas el 3 de mayo de 1981 durante la celebración de la tradicional suelta de vaquillas, en la plaza construida al efecto a base a carros y palos, que atraía a Torrecampo a cientos de personas de localidades vecinas y de no tan vecinas, creando un ambiente festivo realmente excepcional. 

En la década de los 90 la Feria Taurina de Torrecampo se convirtió en un referente de la provincia de Córdoba, y no era para menos, puesto que las mejores figuras del toreo y del rejoneo pisaron suelo tiznao pese a que Torrecampo nunca contó con plaza de toros permanente.

Tardes gloriosas con la plaza llena, el paseíllo de nuestra Agrupación Musical Guadamora al son de pasodobles desde la Fuente Borriquera hasta La Raya, jóvenes y mujeres atavíadas de flamenca, extraordinarias faenas mientras sonaba Nerva, Manolete, Gallito, Jesulín de Ubrique, El Gato Montés, Chiclanera, La Entrada o Amparito Roca. 


Pese a lo que pueda pensarse, la tradición de capeas y toros en Torrecampo tuvo una enorme importancia puesto que desde el s. XVII existen crónicas que nos hablan de corridas de toros con motivo de las fiestas del Corpus o las tradicionales capeas de San Isidro.

Quizá, si nadie lo remedia, esto pasará ya, como tantas otras cosas, a formar parte de la historia de Torrecampo.  

Nota: Agradezco de todo corazón a Joselete, protagonista de la suelta de vaquillas de esta entrada, por habernos cedido estas fotos.

lunes, 27 de abril de 2020

Veredas: la Virgen Coronada del Valle de los Pedroches. Crónica de una jornada histórica.




Vídeo Torrecampo, pueblo fiel a su Virgen, de Juan Romero Toledo,
que recoge momentos de la restauración, vuelta a Torrecampo y 
al Santuario de la Imagen de la Virgen de Veredas.


La Asamblea General de la Hermandad de la Virgen de Veredas, celebrada el 14 de agosto de 1992, fue el pistoletazo de salida de la Coronación Canónica de la imagen de la patrona de Torrecampo.
Se iniciaban formalmente los trabajos destinados a tal fin que llevaban varios años fraguándose en el  pueblo y que culminaron el 30 de abril de 1995.

La Coronación Canónica de la Virgen de Veredas fue una magna manifestación de fe y reconocimiento de la arraigada devoción a una imagen mariana, cuyo culto excede con creces el ámbito comarcal y diocesano y que las generaciones de torrecampeños han ido transmitiendo por doquier, allá donde el destino los haya colocado.

Los torrecampeños dieron, una vez más, una lección de sentimientos hondos y arraigados, pero sobre todo, de unidad. Y todos a una colaboraron y se entregaron, cada uno dentro de su función y posibilidades, consiguiendo unas vivencias irrepetibles y únicas.

En 1993 la imagen fue trasladada a Sevilla para su restauración por el imaginero Miguel Ángel Pérez, en cuyos talleres permaneció varios meses y que contribuyó, además de a la consolidación de la talla, a conocer más a fondo detalles de la talla y sus vicisitudes a lo largo de los siglos.

Así , se descubrió que la bala que recibió la Imagen durante la Guerra Civil Española aún permanece alojada en la cabeza y que fue el clavo que sujeta la corona el que frenó el impacto, evitando la más que posible destrucción de la cabeza.


Radiografía de la cabeza de la Virgen 
de Veredas donde se aprecia la bala alojada
 y su trayectoria.



La imagen de la Virgen de Veredas es una
talla completa policromada de madera de pino,
aunque desde siglos se muestra vestida, primero de pastora
y a partir del siglo XX de Reina.




Aquel 30 de abril de 1995, Torrecampo vivió una jornada histórica, por cuanto su patrona, la Virgen de las Veredas, en adelante ,Coronada, obtuvo el mayor reconocimiento que una imagen y devoción pueden tener.
Y por otro lado, por cuanto fue, y continúa siendo, la única imagen de Los Pedroches que goza de esta distinción y en la que todas las comunidades, parroquias, hermandades, cofradías y asociaciones religiosas de la comarca y otras muchas de la Diócesis de Córdoba,  participaron con auténtico gozo y fervor de la Coronación Canónica de la Virgen de Veredas.

Reproducimos dos vídeos de Juan Romero Toledo que recogen de forma viva y sencilla tanto los momentos previos como la ceremonia de la Coronación.

Dos documentos audiovisuales que forman ya parte del patrimonio cultural torrecampeño, por cuanto recogen en directo y sin aliños, varias jornadas en las que los protagonistas son Torrecampo y los torrecampeños, en su vertiente más intima y espiritual. 







Vídeo de la Coronación Canónica de la Virgen de Veredas el 30 de abril de 1995, por Juan Romero Toledo



Reportaje previo a la Coronación Canónica 
de la Virgen de Veredas de Diario Córdoba





El 1 de mayo de 1995 Diario Córdoba
ofreció un extenso reportaje de la histórica efeméride torrecampeña.



Portada de la Revista de Feria de 1995.


Decreto de la Coronación Canónica
de la Virgen de Veredas.


Saludo del entonces párroco de Torrecampo 
y Consiliario de la Hermandad de la Virgen de Veredas.


Saludos de los Presidentes del Gobierno
y Junta de Andalucía.


Saludos del Presidente de la Diputación de Córdoba
y Gobernador Civil de Córdoba.









jueves, 23 de abril de 2020

Aquellas maravillosas ferias. Torrecampo y Veredas (II)

Portada Revista de Feria 1987
y Reina y Damas de honor.

Programa de festejos.



Los años 80 fueron especialmente buenos para Torrecampo,
en los que el municipio vivió una importante dotación y modernización 
de servicios.



Emotiva historia de Juan Romero Toledo


El entonces cronista oficial de Torrecampo,
Pedro el Cartero, con su peculiar aportación.


Fiel a su cita, José Romero de TORRECAMPO


Fernando Jurado, pleno al 15.


David Bobadilla, hace poesía de
la extensa devoción hacia la Virgen de Veredas.


Los cacharritos.


Bucólica estampa romera, mantas y carros.


Postureo del bueno.

Ya estamos en Thecnicolor.


Tic-toc durante la misa.


A caballo


A los ricos churros.


Hermosa carroza.




Paseos de feria.


Que no falte una guitarra


Tradicional subida a la Cruz de la Aparición.


Cantándole a la Virgen


Mi primera romería, con poco más de dos meses.


Solemnidad y devoción.


Vaquillas en La Chorrilla


¡Vamos valientes!


Repican las campanas de San Sebastián y los ligeros cohetes rompen el silencio de las calladas calles en un cielo limpio, acompañados de gorriones, vencejos y golondrinas.
Un pellizco en el vientre y piel de gallina ante la llamada a la Novena.
Fe y espiritualidad trascienden las pandemias y las nuevas tecnologías permiten acercarse a este ofrecimiento del pueblo.

Sin embargo, la realidad te devuelve la bofetada y te transporta al presente jamás pensado. 

Ante un negro presente y un futuro incierto, volvemos al pasado de las vividas romerías y ferias.

El inalterable, en lo esencial, programa de fiestas de 1987 , toma el relevo en esta ocasión. Repique de campanas y lanzamiento de cohetes; gigantes y cabezudos; alegres pasacalles de la banda de música y fuegos artificiales.
El Primero de Mayo, diana temprana, y olor a FIESTA por los cuatro puntos cardinales. Emoción y Hermandad, prisas y llantos, rezos y alegrías, promesas y nostalgia,...
La Feria: cacharritos y casetas de tiro, turrón, tascas, carreras de cintas, las vaquillas en  La Chorrilla, tientas de gallos, orquestas, actuaciones para pequeños y mayores, Los de Sierra Morena y su Soy Cordobés... y Viva la Pepa.

Extraordinarios artículos amenizan la Revista de Feria entre los anuncios de nuestros emprendedores, en unos dorados años 80, en lo que ya alguno acertaba, con buen criterio, el devenir cotidiano de un pueblo demasiado anclado al pasado.

Volvamos a echar mente y alma a volar y hagamos que nos apremien los mejores momentos vividos en estas entrañables fechas. Por las Veredas pasadas y ,sobre todo, por las que vendrán.

(Nota: la gran mayoría de fotos están tomadas de las redes sociales.
El montaje de la revista de feria no se corresponde con el original)




domingo, 19 de abril de 2020

Aquellas maravillosas ferias. Torrecampo y Veredas (I)











Majorettes de Torrecampo


Instantánea de la procesión de la Virgen de Veredas.


Tirada al plato en El Lejío


Caballistas en la romería


Foto de grupo en la zona de los "caharritos"


Carroza en la romería

Procesión de la Virgen de Veredas años 70
(c) Todos los derechos reservados.


Flor entre las flores.

(c) Todos los derechos reservados.

(c) Todos los derechos reservados.

(c) Todos los derechos reservados.

Misa concelebrada en el altar de campaña.
(c) Todos los derechos reservados.

(c) Todos los derechos reservados.


Hay quien dice que cualquier tiempo pasado fue mejor. Que el tiempo todo lo cura. Que los tiempos cambian. Que el tiempo todo lo pone en su lugar. Cada cual tiene su opinión en función de sus circunstancias o de la época que le haya tocado vivir.
Lo que si debiésemos tener más o menos claro es que al mal tiempo, buena cara. Y en estos momentos tan tristes e inexperimentados, con más motivos.
El calendario permanece grabado a fuego en nuestras entrañas y aunque parezca extraño , en Torrecampo huele a FIESTA, con mayúscula, aunque por razones de sobra conocidas, las del 2020 no se vayan a celebrar.
Sin embargo, el recuerdo nos embriaga y nos lleva a recordar los felices momentos e inolvidables vivencias de estos días de Romería y Feria de la Virgen de Veredas.
Por esta razón, porque entiendo que nos pasará a la mayoría, traeremos a este blog una serie de entradas destinadas a recordar pasadas romerías y ferias, deseando que el fin del confinamiento  se haga más leve y que el recuerdo nos apremie las ganas de revivir los momentos, seguramente, más felices de nuestras vidas junto con familiares y amigos, teniendo siempre en el recuerdo a los que ya no están entre nosotros.

No es mi intención extenderme en estas entradas y que cada cual se deje llevar por sus sentimientos y recuerdos, tan diversos e intensos, que cualquier apreciación personal estaría de más.

En esta primera entrada reproducimos parte de la revista de feria de 1986. Portada, programa de festejos ,reinas de las fiestas y algún anuncio publicitario.
Especialmente emotivas, son las colaboraciones , en este caso, de José Romero(Q.P.D.) y Juan Romero, quienes han contribuido de forma destacada a forjar con sus palabras el alma torrecampeña, que en estos días se muestra más a flor de piel.

En cuanto a las fotografías, no corresponden necesariamente al año 1986.

Para terminar, dejar constancia de que algunas de las fotos han sido tomadas grupo de Facebook Fotografías Antiguas de Torrecampo, creado por Ana Márquez, gracias al que se ha manifestado públicamente una parte importante de la reciente historia local, a través de las vivencias de sus habitantes.