domingo, 23 de septiembre de 2018

Buenas noticias sobre el Museo Prasa Torrecampo



La Posada del Moro, sede del Museo Prasa Torrecampo, va a ser objeto de una importante reforma, gracias a un proyecto presentado por su director, Juan Bautista Carpio, al GDR Los Pedroches y que ha sido recientemente concedido.
Con esta intervención se reparará la cubierta superior por completo y se dotará al edificio de todos los elementos necesarios para desempeñar su función como centro cultural, por lo que las puertas de este singular edificio podrían abrir  el próximo año.


Se trata de una reforma muy esperada y demandada por la sociedad torrecampeña y de la comarca de Los Pedroches, puesto que la antigua Casa Museo Posada del Moro siempre ha sido un importante elemento patrimonial muy admirado desde dentro y fuera de Torrecampo, como fuente de atracción de cientos de visitantes desde su apertura en los años 70.

Placa de cinturón visigoda.
Museo Prasa Torrecampo


De los más de 13.000 objetos inventariados, destaca especialmente la colección arqueológica, reflejo de la actividad humana en el norte de la provincia de Córdoba desde la Prehistoria hasta fines de la Edad Media. Además, cuenta con colecciones geológicas y paleontológicas y una pequeña muestra de objetos etnológicos y obras de arte.


Ungüentarios.
Museo Prasa Torrecampo.

Aunque el museo como tal no puede visitarse, se trata de una institución muy viva y activa, a tenor de su participación en importantes exposiciones culturales tanto nacionales como internacionales, así como la importante labor de difusión   y las numerosas publicaciones en las que las piezas del museo torrecampeño han sido protagonistas. Actividades, todas ellas, abanderadas por su director y que han encumbrado el nombre de Torrecampo a lo más alto del panorama cultural.

Sin duda, una extraordinaria noticia para Los Pedroches, que aventura una pronta apertura del Museo Prasa Torrecampo, y que en este comienzo de otoño llega como agua de ¿mayo?.



domingo, 26 de agosto de 2018

Vuelve Agrovap a Torrecampo




Del 14 al 16 de septiembre, Torrecampo a cogerá una nueva edición de Agrovap, la feria agropecuaria de Torrecampo y el Valle de los Pedroches. 

jueves, 24 de mayo de 2018

El arte de esquilar ovejas en Torrecampo.


El arte de esquilar.


Ganado en el corral.


El manso ataviado.





Grupo de baile de María del Romero de Torrecampo.


Gran ambiente.


Esquileo a tijera.


Acareando las ovejas.

A máquina.


Oficio que no se olvida.


Ganadero y esquilador.


En grupo.



Buen resultado.


De vuelta al corral.


Haciendo el vellón.


Los esquiladores.


Pisando la lana.


Coro Romero 1º de mayo de Torrecampo.


Baile con charanga.


Tirachinas.


Desde Soria hasta Torrecampo.


De todo corazón, disculpen si algo salió mal.


El domingo 13 de mayo, Torrecampo puso en escena el arte de esquilar ovejas. Una cita ya marcada en el calendario festivo local y comarcal. Organizada por la Peña Cultural Belén Viviente de Torrecampo, cientos de personas acudieron a la cita del esquileo. Oficio tan actual como el que más, convertido en fiesta por un día. 
La jornada comenzó con el pasacalles de cencerros y paseo del manso. Abrió el acto el Grupo de Baile de María del Romero de Torrecampo tras una divertida presentación conjunta por parte de niños y público asistente, donde se puso de manifiesto la importancia de este oficio en Torrecampo y su trayectoria histórica y realidad actual del mismo. Treinta y cinco mil cabezas de ovino lo avalan.
Hasta cincuenta ovejas se llegaron a esquilar tanto a máquina como a tijera, donde el buen hacer, el compañerismo, algún que otro pique y nerviosismo y ,sobre todo, las ganas de pasarlo bien , junto con la juventud de los participantes fueron los mejores ingredientes y alicientes de este día de fiesta.
Las degustaciones fueron todo un éxito hasta el punto que superaron todas las previsiones. Caldereta  y chuletillas de cordero y lechoncillo hicieron las delicias de los paladares más exigentes. Y durante toda la jornada, fiesta y más fiesta en un estupendo día primaveral de convivencia en torno a los esquiladores.
Nuestro agradecimiento al Ayuntamiento de Torrecampo, Covap, Cañizares Domenech, Maphre, Las Rozuelas del Valle, Juan Ortega, Ángel Alamillo, Eusebio Pérez, Hermandad de la Virgen de Veredas por el azulejo, Psoe Torrecampo por el borrego, Carnicería y Fábrica de Embutidos Sabas, Carpintería Metálica Juan Cano Márquez, Restaurante La Cañada, Grupo de Baile de María del Romero de Torrecampo, Coro Romero 1º de mayo, Radio Luna Ser, Cope Pozoblanco, Der Los Pedroches Hinojosa del Duque(seguro que a alguien me he dejado), esquiladores, colaboradores y , muy especialmente, a las cientos de familias asistentes, ya que sin vuestra presencia nada de esto tendría sentido.
Y, por supuesto, a Avelino, un soriano que acudió a Torrecampo para presenciar nuestra fiesta del esquileo.


viernes, 18 de mayo de 2018

Casa Vila, un nuevo alojamiento rural en Torrecampo y Los Pedroches


Entrada a la casa.


Fachada



Detalle habitaciones.


Salón.


Hoy ha abierto sus puertas Casa Vila, un nuevo establecimiento de alojamiento rural en Torrecampo. La vivienda cuenta con cinco dormitorios dobles con baño individual y se ubica en el número 3 de la calle Escultor Romero Ortega, en pleno centro del pueblo. La casa está gestionada por una nueva empresa torrecampeña, Turismo Rural Torrecampo, y toma su nombre de un bar histórico de Torrecampo , el Bar Vila o antiguo "casino de los pobres".
Este nuevo negocio amplía la oferta de alojamiento con la que cuenta Torrecampo, junto con el Albergue "Casa del Inmigrante", Casa del Mentiras y Casa Rural Obejuelo.  
Mucha suerte en esta nueva andadura y bienvenidas sean cuantas iniciativas surjan en Torrecampo y Los Pedroches.

jueves, 17 de mayo de 2018

Cuenta atrás para la primera romería acuarelística y fiesta de las flores en Torrecampo


Torrecampo ultima los preparativos de su I Romería Acuarelística y Fiesta de las Flores, organizada por el Ayuntamiento de la localidad con el patrocinio de la Diputación de Córdoba, la Fundación PRASA, Comercial Cañizares Domenech y la Fundación Provincial de Artes Plásticas Rafael Botí. Estas jornadas serán un encuentro para acuarelistas, dibujantes urbanos, cuadernistas, ilustradores, otros aficionados a la pintura y el público que acuda a ver su arte.
Los acuarelistas Javier Zorrilla, José Zorita, Manolo Jiménez y Camilo Huéscar, junto al dibujante urbano Miquel Bruno y la cuadernista Clara Marta Moreno, serán los invitados de honor de este evento. Junto a ellos hay ya confirmados más de una decena de artistas de toda España. El programa incluye un concurso de pintura, exposiciones y visitas guiadas.
El evento se inaugurará el sábado a las 10:30 horas en el santuario de la Virgen de las Veredas. Los artistas invitados harán demostraciones a lo largo del día. Habrá venta de restauración, café y dulces típicos. A las 21 horas se inaugurará una exposición en la sala Pósito del municipio con obras de los artistas invitados.



El domingo comienza la jornada a las 10:30 horas con las calles engalanadas por los vecinos y la apertura de un mercado floral, con puestos dedicados a jardinería, alfarería y repostería tradicional. Se podrán visitar varios patios, decorados para la ocasión por sus propietarios. Durante toda la mañana habrá demostraciones de los artistas; la última de ellas será a las 13 horas: cuando se entreguen las obras para el concurso, Javier Zorrilla y José Zorita pintarán un cuadro de gran formato a cuatro manos.




Habrá un autobús que conectará Torrecampo con la estación de tren Villanueva de Córdoba-Los Pedroches al comienzo y al final de cada jornada y para el que será necesario inscribirse en el Ayuntamiento. El sábado, este autobús también conectará con el santuario.
Más información
acuarelatorrecampo@gmail.com
Ayuntamiento de Torrecampo: 957 155 001 (extensión 1, preguntar por Mari Cruz)

miércoles, 16 de mayo de 2018

Veredas, la devoción que mueve borrascas.


Procesión bajo abrigos alrededor del Santuario


¡Virgen de Veredas! ¡La que estaba cayendo!

Colas para entrar a la ermita.



¿Dejará de llover o nos comemos la tortilla en casa?


Entrar en la ermita: misión imposible.


Desde 1988 no se había celebrado la misa dentro del Santuario.


Banderas y estandarte ya están en la calle. 


Preocupación en la cara del Hermano Mayor.


Veredas,
Blanca Paloma,
el día Primero de Mayo,
a ver a su pueblo se asoma.



Comienza la procesión.


Comitiva oficial de sacerdotes, Hermandad y autoridades.


La multitud arropando a la Virgen de Veredas. 






Bailando a la Virgen antes de su regreso al Santuario.


Terminada la procesión, continúan las colas para entrar a la ermita.


A doble fila.


Gran ambiente durante todo el día.


La manta de viaje.


Guadamora, inseparable de la Fiesta.


A la caza de renacuajos.



Veredas eternas.


Rosas blancas sobre las rocas.


La plancha: visita obligada.



Descanso en la Cruz Chiquita.


Donde se quiebra la luna.

    


Promesas y alabanzas a la Virgen de Veredas. 


La Virgen Coronada del Valle de los Pedroches.


Luz en la oscuridad.


Patrona de Torrecampo.


Promesas y esperanzas.



Rayo de Luz que ilumina nuestras vidas.

Tirando de la campana.


Días de feria.



Buen tino.


Tres palos para romper un cántaro.


Tirachinas


Carrera de cintas

a moto



y a caballo.


Cumpliendo la tradición, el último día, a comprar turrón.


Estampa de feria.


Ilusión de los más pequeños.


Ambiente de lujo con la Banda Sureña.


y Planeta 80.


El Primero de Mayo no amaneció precisamente  con un claro día. Tormentas de lluvia y granizo desde primera hora de la mañana, amenazaban con aguar el día más grande para todos los torrecampeños y devotos de la Virgen de Veredas.
Pero ni el agua ni el frío lograron templar las ganas de Romería y miles de personas se reunieron, una vez más, en el idílico paraje natural que la Virgen de Veredas escogió como morada y acogida de peregrinos desde hace ya más de cinco siglos.
Carabana de coches en día lluvioso y largas colas para intentar acceder al interior del templo fueron calentando el ambiente. La lluvia cruzada obligó a celebrar la Eucaristía, treinta años después, en el interior del Santuario. Imposible acceder dentro. Acabada la misa, el párroco consiliario preguntó si aún llovía. La respuesta negativa condujo un gesto de ¡adelante! por el Presidente de la Hemandad y aplausos de emoción. La procesión se puso en marcha entre vítores y cánticos y la Virgen de Veredas procesionó  serena, arropada por sus fieles devotos. La pasión acalorada fue correspondida por un sol radiante, despejando la borrasca, y entregando a los miles de asistentes las riendas de un espléndido día de romería en el que los sentimientos más hondos y arraigados colmaron el Valle del Guadamora de una auténtica lección de hermandad y convivencia en torno a la Virgen de Veredas.