lunes, 8 de marzo de 2021

La Virgen de Veredas vuelve a Torrecampo en 2021.

 


La Virgen de Veredas descansa en la Iglesia de San Sebastián  en junio de 2015,
en su venida extraordinaria con motivo de la Procesión Magna Mariana Regina Mater.


La imagen de la Virgen de Veredas volverá a Torrecampo en 2021

Según comunicado de la Hermandad de María Santísima de las Veredas Coronada, el traslado hasta la Iglesia de San Sebastián, se hará mediante transporte privado y no se darán a conocer ni día ni hora del traslado, a fin de evitar aglomeraciones.

No obstante, anticipa que se podrá visitar por primera vez en la parroquia con motivo de la misa de Vigilia Pascual del Sabado Santo.

La Virgen permanecerá en Torrecampo por tiempo indefinido, hasta que las condiciones sanitarias permitan el solemne traslado al Santuario con todos los respetos y honores hacia la venerada patrona de Torrecampo.

Durante el tiempo de estancia de la Virgen de Veredas en el pueblo ,se realizará la novena y la Tradicional Misa del Primero de Mayo.

No se realizarán procesiones ni actos multitudinarios. Los que se puedan hacer, siempre que las condiciones sanitarias y protocolos lo permitan, serán comunicados por la Hermandad.

Del mismo modo la Junta de Gobierno insta a los torrecampeños a engalanar calles ,fachadas y balcones con motivo de la estancia de nuestra patrona en Torrecampo.

Sin duda una buena noticia que contribuirá a inyectar una buena dosis de alegría y esperanza en estos tiempos de pandemia.

Todo un acontecimiento para Torrecampo y devotos de la Virgen de Veredas Coronada, por cuanto la venida de la Virgen sólo se ha realizado en situaciones y años excepcionales;como en 1995 con motivo de su Coronación Canónica o en 2015 con motivo de la Procesión Extraordinaria "Regina Mater" de Córdoba, donde procesionaron la imágenes marianas distinguidas con la Coronación Canónica.




miércoles, 10 de febrero de 2021

Pan y circo


Ya en el primer siglo de nuestra era, la civilización romana acuñó la máxima "panes et circenses" (pan y circo).Ni más ni menos que una estrategia política para mantenerse en el poder. 

Quienes lo ostentaban o detentaban en su momento, vendían trigo a bajo precio o regalaban panes a los ciudadanos.

Además organizaban grandes espectáculos en torno al circo, donde fieras y gladiadores se batían a muerte; malabares, ilusionistas, carreras de caballos,bigas, trigas y cuadrigas,...exaltaban los ánimos de los presentes, que encandilaban con sus narraciones a los ausentes.

Y todo ello con una clara finalidad. Por una parte distraer al populacho;y por otra parte, generar en el pueblo desinterés por participar en los asuntos de la polis, es decir en la política, en los asuntos que nos atañen y afectan a todos. Arrebatando al ciudadano su natural derecho al interés político y su obligación a exigir justicia económica y social. 

Ese "animal político" aristotélico, el ser humano, que a diferencia de los animales posee la capacidad de crear sociedades y organizarse en torno a "la polis" o ciudad, queda  desprovisto de un derecho tan fundamental como necesario de forma descarada.

Pero después de 2000 años todo sigue igual.

Nuestros políticos se afanan en organizar eventos cada vez más costosos en nuestros pueblos, cada vez más vacíos. 

Contratan autobuses para traer gente de fuera que abarroten unas horas nuestras calles, vacías durante todo el año.

Gastan miles de euros en publicidad para salir unos minutos en la televisión o llenar una página en el periódico provincial.

Contratan empresas para montar unas carpas que acogerán a personas que vienen de fuera a hacer negocio dentro, sin cobrarle un solo euro.

Nos agasajan con juguetes, caramelos, pasteles, suculentas paellas o migas tostás. 

Nos endulzan la vida con lo mejor de nuestra repostería y nos obligan a caminar a diario para bajar los chorizos y las morcillas. El jamón, por su parte, lo reservan a los políticos que vienen de "las sedes centrales" que acuden a echarse la foto, que de inmediato subirán a las redes sociales. 

Tampoco faltan los viajes a la playa y a la montaña o a donde pinte. 

Y hasta nos regalan libros de relatos para entretener y alimentar el espíritu. 

Organizan multitudinarias competiciones deportivas pero no incentivan el deporte local o certámenes literarios aunque no proyecten siquiera talleres literarios entre sus ciudadanos

O dotan de atriles a pintores antes que a la banda de música del pueblo.

Y así ,el circo se convierte en ese mágico espectáculo que nos hace volar hacia otra dimensión más amable, lejos de preocupaciones del presente y futuro.

Y en esa alegre algarabía, se oculta el cobarde silencio de exigir lo que nos corresponde a quienes cada cuatro años nos prometieron infraestructuras, servicios, trabajo y tantas y tantas mentiras, que logran desvanecer con el circo.

Los ciudadanos tenemos derecho a recibir servicios y prestaciones dignos que pagamos con nuestros impuestos. 

Pero, como la otra cara de la moneda, tenemos la obligación de exigirlos si no se satisfacen. 

Y en una sociedad tan mermada y envejecida como la de Los Pedroches, cuatro años son muchos . No basta con acudir a votar en cada convocatoria electoral.  

En situaciones tan precarias como la nuestra hay que estar permanentemente alerta.

Porque si callamos y callamos, nuestro silencio será tan largo y profundo que no hará falta pan para sustentarlo ni circo para aplacarlo. 

Y cuando ya no haya público al que engatusar, los circenses se irán,con la música a otra parte.

lunes, 25 de enero de 2021

Suspendida temporalmente la actividad docente en el Ceip Nuestra Señora de las Veredas de Torrecampo.

 

Los servicios municipales desinfectado uno de los patios del colegio.

El Comité Territorial de Alerta de Salud Pública de la provincia de Córdoba ha acordado la suspensión temporal de la actividad docente presencial en el Ceip Nuestra Señora de las Veredas de Torrecampo a causa de la existencia de resultados positivos de Covid-19 con transmisión no controlada en el centro educativo. 

La medida se adopta por ser medida proporcional ante un riesgo grave inminente y extraordinario para la salud pública. 

La interrupción de la actividad docente se extiende desde el 25 de enero hasta el 3 de febrero.

Así mismo se procede al aislamiento de todos los alumnos y profesores del centro,así como a cualquier trabajador del centro.

lunes, 28 de diciembre de 2020

Trifulca en Torrecampo en el concurso de decoración navideña de calles.

 



Vecinos de la calle Fuente Nueva
 comentan alarmados la  citación recibida. 

Para sorpresa navideña y para finalizar el año,  la que se han llevado algunos vecinos de Torrecampo, que han recibido un requerimiento judicial por los altercados que se vivieron en la tarde noche del pasado 26 de diciembre a causa del concurso convocado por el consistorio torrecampeño para adornar las calles con motivo de las fiestas navideñas. 

Nacimiento de calle María Tolo
sin niño Jesús,  presuntamente 
sustraído por Fuente Nueva. 



Nacimiento de María Tolo con 
Niño Jesús. 

Como decimos, el Ayuntamiento de Torrecampo ha convocado un concurso de calles para animar a los vecinos y fomentar el espíritu navideño y de colaboración. 
Los premios, nada despreciables,  consisten en tres cantidades en metálico de 3000€, 2000€ y 1000€ por calle, acompañados de un jamón, paleta y salchichón ibéricos,respectivamente, para cada domicilio de la calle.

Al parecer, durante el discurrir de los miembros del jurado,  los vecinos de la calle Fuente Nueva,  trataron de influir en las personas encargadas de valorar, a los que ofrecieron vino y anís,entre otros licores, así como todo tipo de viandas y dulces,  en tanto que alabaron su labor adornando la calle al tiempo que criticaban otras calles,  ensañándose especialmente con la calle María Tolo.

Nacimiento confeccionado por los vecinos de la calle Fuente Nueva. 

Así las cosas,  los miembros del citado jurado continuaron su recorrido callejero, pero sin prestar la debida atención al resto de calles, según comentarios de la vecindad de otras calles como Vieja o Padre Sanchez.
Y así terminó la tarde de valoración,  sin que hasta el momento haya sido publicado su veredicto. 

Hurto del niño Jesús de Fuente Nueva 
captado por una cámara de video vigilancia. 

Los rumores de intento de amaño del concurso han corrido como la pólvora en todo el pueblo hasta el punto que María Tolo acusa a Fuente Nueva de haber sustraído al niño Jesús de su nacimiento, hecho que no se ha podido contrastar. 

Por contra,  la video vigilancia callejera, sí que ha captado el momento en el que un vecino de María Tolo hurtaba el niño Jesús que los vecinos de Fuente Nueva tenían en su pesebre. 

La imagen del hurto, si bien no se llegó a difundir en redes sociales,  si que se ha transmitido vía WhatsApp por todo el pueblo. 




          Licores y mantecados ofrecidos por 

Fuente Nueva. 




Embutidos y bota de  vino ofrecidos por María Tolo.

Conocidos los hechos por las autoridades municipales,  se convocó a los vecinos de sendas calles implicadas a un acto de conciliación para tratar de aplacar los ánimos,  aunque vistos los requerimientos judiciales recibidos por los vecinos, tal intento no llegó a buen puerto. 

En el acto de conciliación, además de los vecinos y autoridades municipales,  estuvieron presentes los miembros del jurado quienes tras afirmar que la decisión de los premios aún no se ha tomado, reconocieron que Fuente Nueva los agasajó de forma excesiva, pero que hay que tener en cuenta que tales vecinos,  al menos, ofrecen licor y mantecados a los visitantes. 

Este comentario indignó enormemente a la comitiva de María Tolo,  que acusó al jurado de dejar manipularse fácilmente,  lo que ratifica el testimonio de otras calles de pasar por ellas sin la debida atención,  ya que ellos ofrecen vino y embutidos de Torrecampo,  pero que no le ofrecieron porque quieren "jugar limpio".

Además,  de este detalle,  indicaron tener varios testigos que han visto cómo todas las mañanas personas cercanas al Ayuntamiento de Torrecampo reponen los licores y mantecados en Fuente Nueva,  mientras que el almuerzo lo hacen bebiendo de la bota de vino y comiendo los embutidos de María Tolo. 

El cruce de acusaciones fue subiendo de tono y fue necesaria la intervención de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad. 

La alcaldesa de Torrecampo ha declinado hacer cualquier declaración al respecto y  apela al sentido común y responsabilidad de los vecinos a los que ruega paz y amor en este fatídico año.






domingo, 6 de diciembre de 2020

Tiempo de la aceituna.

 

(c) Todos los derechos reservados

Cuadrilla de aceituneras

No es Torrecampo un municipio en el que el olivar haya arraigado como cultivo que diversifique su economía, como en zonas cercanas de las sierras de Adamuz, Villanueva de Córdoba, Obejo o Pozoblanco.
No obstante , sus jornaleros han sido durante décadas muy codiciados para la recolección de la aceituna en esos y otros lugares.

Llegando diciembre comenzaba la temporada de aceituna que se prolongaba hasta bien entrado el mes de marzo.

Avisados por el dueño del olivar, los manijeros se encargaban de buscar la cuadrilla formada tanto por hombres como por mujeres.
Las cuadrillas estaban formadas por pares (dos mujeres), de tal modo que a cada par correspondía un vareador.

El número de integrantes de las cuadrillas variaba en función de la superficie del olivar a recolectar, así había cuadrillas de cinco, diez , quince,...pares más su vareadores correspondientes. La edad de las cuadrillas, desde los diez años.

Las familias preparaban un cajón con la comida y utensilios para la temporada. Bacalo, morcilla, tocino, garbanzos, sal o nabos que enterraban para conservarlos durante más tiempo frescos. Sartén, navaja, plato, un puchero ,la cuchara y un par de mantas completaban el parco ajuar. 
El desplazamiento hasta el tajo se realizaba en camiones, carros o incluso andando más de cincuenta kilómetros en muchos casos.
 

(c)Todos los derechos reservados

Cuadrilla año 1967

Una vez en el cortijo, hombres y mujeres, en el mismo habitáculo, preparaban su cama, para lo que hacían un cerco rectangular de palos entre los que amontonaban  hierbas silvestres que tapaban con una manta a modo de colchón.

En cuanto a la comida, cada uno se preparaba la suya, arrimando sartén o puchero a una candela común.

(c) Todos los derechos reservados
Foto de grupo en el que destacan el típico sombrero,
pañuelo y manguitos.


De lunes a domingo, salvo nieve o lluvia, desde el amanecer hasta la puesta del sol, la cuadrilla realizaba su trabajo.

Se adelantaban en su función los vareadores para echar las aceitunas al suelo(no se ponían fardos) a los que seguían cada par(dos mujeres), ataviadas con mandil, manguitos y maniquíes para proteger los dedos del frío y la esportilla.

Tras los pares , la figura de la "rebuscaora"  que recogía las aceitunas que se iban quedando atrás.

Terminado un olivo, "el poneor" iba indicando el siguiente olivo a recoger. El manijero, por su parte, se dedicaba a dirigir la cuadrilla.

Cuando se llenaba la esportilla se llevaba  a la criba, para separar aceituna de hojas, y de la criba a la cuartilla.
Por cada cuartilla o medida se entregaba una chapa a la aceitunera, por lo que cuantas más chapas consiguieras más se ganaba.
De regreso al cortijo, por la noche, se entregaban las chapas al manijero , que las apuntaba en un cuaderno a modo de contabilizar la productividad



(c) Todos los derechos reservados

Durante la aceituna se hacían amistades
de las de toda la vida.

Especialmente esperado era el 20 de enero, día de San Sebastián, patrón de los aceituneros. Ese día se recibían visitas de los familiares y se aprovechaba para reponer víveres.
Era un día de fiesta en el que se organizaban bailes y pequeños festines, bien en la cantina más cercana o en el propio cortijo.

Durante el mismo se bailaban las típicas jotas y se cantaban las copillas de las aceituneras, alabando a la cuadrilla y criticando al manijero

"Las aceituneras que vienen aquí
saben trabajar y saben sufrir,
porque se enseñaron a muy corta edad
y en ningún trabajo se han quedado atrás" 

---------------------------

Nuestro manijero así nos decía:
cogerlas deprisa que no están tan frías,
que no están tan frías ni están tan pegás,
cogerlas deprisa para terminar.

------------------------------

Cuando volvamos al pueblo
si no nos pasa nada,
a la Virgen de Veredas 
iremos a visitar.

Viva nuestra madre Virgen de Veredas
con su Guadamora cubierto de adelfas
y con su explanada tan verde y florida 
donde disfrutamos en su romería.


(c) Todos los derechos reservados

Foto de celebración un vez terminada
la recolección de aceituna en la Virgen de Veredas
(año 1967)

Terminada la temporada de aceituna, las cuadrillas organizaban un día de fiesta en el Santuario de la Virgen de Veredas, día en el que coincidían varias cuadrillas.
Previa a la salida hacia la ermita salían cantando estas y otras coplillas por las calles del pueblo.

A la buena gente de Torrecampo, a la gente sencilla y trabajadora, que durante tantos años cultivó y se labró merecida fama en la comarca y que pese a la sangría migratoria y deplorables condiciones económicas trabajaron muy duro y con ilusión con la esperanza de un futuro mejor.
A mis padres.
A mis tías Andrea y Ana. 
A Lorenzo, Juana, Sebastián y Gregoria(QPD), ejemplos de trabajo, humildad y saber estar.



sábado, 28 de noviembre de 2020

Mis raíces, una llamada hacia la vuelta a los pueblos.


Fotograma del capítulo 5 de la serie, grabado en Torrecampo
 y  protagonizado por algunos de sus ganaderos.



"Mis raíces" es una serie de ficción, compuesta por cinco capítulos, que narra la historia de Encarni, una joven reorrural que plantea iniciarse en la actividad ganadera.

Esta joven vuelve de Madrid, tras la muerte de sus abuelos, de los que hereda una finca de ovejas.

Lo que encuentra, un mundo totalmente desconocido y ajeno a su rutina capitalina, pero apasionante.

Esta miniserie ha sido realizada por EA Group, principal cooperativa de ovino de Europa.

Se constituyó formalmente a mediados de 2013, por unión de las cooperativas de segundo grado Oviso y Corderos del Sur (Cordesur), las cuales estaban integradas, a su vez, por ocho entidades de base, un censo superior a las 800.000 ovejas y unos 1.600 socios repartidos por las provincias de Badajoz, Cáceres, Córdoba, Huelva, Sevilla, Cádiz y Ciudad Real, esta última ya en la comunidad de Castilla-La Mancha.

Posteriormente, en el verano de 2017 dio un paso más al fusionar bajo su marca los dos grandes grupos, convirtiéndose así en el referente de la producción de ovino de carne del suroeste español, con el 20% de la oferta de Extremadura y Andalucía.

Concretamente, integran EA Group, Alanser S.C.L., con sede en Cabeza de Buey (Badajoz); Castillo de Herrera S.C.L, ubicada en Herrera del Duque (Badajoz); Castuera S.C.L., establecida en el municipio de Badajoz con el mismo nombre; Copreca S.C.L., localizada en Trujillo (Cáceres); Dehesas Cordobesas S.C.A., cooperativa de segundo grado andaluza con sede en Hinojosa del Duque (Córdoba); Fovex S.A.T., de Villanueva de la Serena (Badajoz); Ovipor S.C.A., con sede en Huelva;  y Sierra de San Pedro S.C.L., de Alburquerque (Badajoz).

Tiene su sede en la localidad pacense de Villanueva de la Serena y su director gerente en el torrecampeño Juan Carlos Pozo.

Proyecto financiado por el Programa Nacional de Desarrollo Rural con cargo a fondos FEADER para el fomento de las Entidades Asociativas Prioritarias. 

Los cuatro primeros capítulos se han rodado en Extremadura, en tanto que el quinto ha tenido lugar en Torrecampo, municipio cordobés cuya calidad del ganado ovino está reconocida en todo el territorio nacional.

En ella han participado como actores los propios ganaderos del territorio.

Se trata de una realización que acerca a la realidad ganadera y de los pueblos con un realismo fiel, sin filtros, desmitificando y poniendo de manifiesto la extraordinaria profesionalización de la ganadería así como la gran calidad de vida que se manifiesta en las pueblos más pequeños.


En el Capítulo 1, titulado "Cambio de vida", Encarni descubre las peculiaridades del mundo rural y es conducida hasta la cooperativa donde le abren los ojos sobre el funcionamiento del sector ganadero. Antes, se topa con vecinos y personajes que representan estereotipos de la mal llamada España vaciada.






En el Capítulo 2, titulado "El camino", Encarni se dispone a adentrarse en el mundo de las ovejas, conociendo a Pablo, un ganadero de confianza, socio de la cooperativa. Aunque con buena disposición, se da cuenta de que el camino es duro y, en ocasiones, infructuoso.



En el Capítulo 3, titulado "La realidad", Encarni se pone manos a la obra después de descubrir que la finca de su familia está descuidada y tiene un enorme trabajo por delante. Con el traje de faena encara algunas tareas ganaderas.



En el Capítulo 4, titulado "El veterinario", Encarni se acerca al trabajo de José, que es el veterinario de la cooperativa, y le enseña algunas tareas que se realizan dentro de la ganadería ovina.




En el Capítulo 5, titulado "La despedida", Encarni se dispone a buscar a Ernestine para aprender cuestiones relacionadas con la trashumancia. Por el camino se encuentra unos ganaderos que hablan sobre su experiencia con esta actividad y Ernestine le da el empujón para que tome la decisión de su vida. Este capítulo está grabado en Torrecampo.




miércoles, 25 de noviembre de 2020

Las zahurdas, exponente de la arquitectura vernácula o tradicional.

Vista general de zahurdas en perfecto estado de conservación.
(T.M. Torrecampo)


La dehesa, antaño fuente de subsistencia para muchas familias, se encuentra salpicada por multitud de edificaciones y construcciones, conservadas con mayor o menor fortuna, que constituyen un verdadero ejemplo y testimonio de arquitectura vernácula tradicional.

La arquitectura tradicional o vernácula es una manifestación, autóctona y recurrente, de la capacidad humana para adaptarse a las condiciones ambientales, a menudo con escasos recursos.
Al mismo tiempo, sus técnicas constructivas se relacionan con la disponibilidad de materiales provenientes del propio terreno donde se asientan las comunidades y con la pericia adquirida por los maestros alarifes o, en muchos casos, los propios moradores de las viviendas, los cuales transmiten sus conocimientos de generación en generación.




Vista frontal de la zahurda.

Este tipo de construcciones refleja, además, las diferentes situaciones socioeconómicas previas a la reconversión agraria de los años sesenta del pasado siglo, existiendo varios modelos constructivos en función del número de cabezas y del poder adquisitivo del titular.
Cortijos, casas, casillas, hornos de leña, corales de ganado, fuentes, abrevaderos, tejares o zahurdas constituyen un patrimonio cultural de primer orden.

A sabiendas de la dificultad de su protección administrativa, por estar mayoritariamente localizados en predios privados, no estaría de más plantearse algún tipo de medida tendente a conservar magníficos testimonios de una cultura no tan lejana y tan genuinamente nuestra.



Detalle de las ahijaderas adinteladas.

Nos centramos en esta ocasión en la zahurda, uno de los elementos de la arquitectura rural tradicional más olvidado. Tomamos como ejemplo esta magnífica zahurda sita en el extraordinario paraje de dehesa por el que se extiende buena parte del término municipal de Torrecampo.

Se trata de una construcción circular destinada a la cría y reproducción del cerdo, en la que se distingue una parte cubierta y una parte al aire libre a modo de corral.

El sistema empleado es el de la piedra seca, declarado, por cierto, Patrimonio de la Humanidad por la Unesco. 

El material utilizado es fundamentalmente la piedra "del país", empleándose el granito para dinteles y jambas de los accesos, tanto de las puertas principal y accesorias como las de las ahijaderas o parideras.


Ejemplo de zahurda con cubierta vegetal.

Originariamente, la techumbre, falsa cúpula, se construía a base de material vegetal como la encina, retama, hiniesta,... que bien trenzadas constituían otra verdadera obra de arte. Una capa de estiércol y barro sobre la cubierta constituía un perfecto aislante. Tal cubierta vegetal era sustituida anualmente para evitar infecciones.



Bóveda de cañón a base de ladrillo de barro cocido.

En época más reciente, la cubierta vegetal fue sustituida por bóvedas de cañón a base de ladrillo cocido y techado con teja, en muchos casos, teja y ladrillo, procedentes de un tejar no muy lejano. 
La edificación en falsa cúpula o en bóveda de cañón y la planta circular obedecen a la función prioritaria de las zahúrdas como parideras, por lo que es fundamental acumular calor y evitar, por tanto, la pérdida masiva de temperatura.


Zahurda de piedra inclinada que
recuerda a construcciones mucho más antiguas(1)

Detalle interior de la  cubierta con 
lastras de piedra(2)


Existen, además, un buen número de zahurdas, por ser de condición y construcción más humilde,  y mucho más antiguas, construidas también mediante el sistema de piedra seca inclinada, creando una sensación de falsa bóveda y cubierta mediante largas y pesadas lastras de piedra, a las que se añadirá barro encima para evitar tanto que se filtre el agua como para mantener la temperatura. 
Este tipo de construcciones se asemeja a edificios de varios siglos de antigüedad, que en este supuesto no resulta difícil retrotraer a más de doscientos años.
Sin duda, la evolución de la especie porcina, derivando a la crianza de animarles mucho más corpulentos en nuestros días,  ha contribuido a la propia evolución y adaptación de las zahurdas originales. 




Vista frontal de horno de leña circular,
adosado al cortijo o casa principal 
y restos del corral para el ganado.


Las zahurdas formaban parte de un "complejo" o conjunto más amplio. Así en un lugar lo suficientemente separado para evitar olores, se situaban el cortijo o casilla de los dueños, cortejada por un corralón de piedra para el ganado ovino, principalmente y el horno para cocer pan y perrunas(más recientemente).

Más apartada de la construcción principal y más cercana a la zahurda, se situaba la choza del porquero, de dimensiones más reducidas y con menos comodidades. En no pocas ocasiones se decía aquello de que vivían mejor los puercos que el porquero.

Con esta entrada sólo pretendemos aportar nuestro granito de arena sobre este extraordinario patrimonio material y concienciar a la ciudadanía ,considerando que es obligación de todos su conservación y divulgación. 
 

Nota: todas las fotos han sido realizadas por Juan José Ortega y tomadas de RRSS.
1 y 2, material cedido por Sebastián Ortega.